domingo, 7 de agosto de 2005

Saltos en el tiempo

He conservado íntegra la mano después de la semana de trabajo cortando cadenas, así que creo que puedo volver a escribir. Estos días de sequía estoy perdiendo los muy escasos lectores regulares que tenía, pero vamos, el sueño y las ganas de parlotear las conservo. No mucho ni demasiado regularmente; mañana parto hacia Ciudad Capital en busca de un hogar y de un nuevo capítulo en mi vida. Luego vuelvo, pero cuando me vaya del todo no sé si tendré interlens. En fin, esas cosas del mundo moderno.




Resumencillos (no estoy ahora por soltar los tochacos analizando lavadoras asesinas) de lo último visto/vivido:

El Tiempo En Sus Manos (1960): Muchos años queriendo verla por alguna razón; no he leído el libro de Wells, en todo caso. La peli empieza bastante bien, con un espíritu de finales de siglo XIX muy literario y fiel, con unosgentlemen reunidos en una casa llena de cosas de madera. Los diálogos y la historia son (relativamente) serios, hasta que el tipo se pone a viajar en el tiempo. Promete muchísimo ver el avance rápido hacia el futuro, con esas acciones aceleradas, y las breves incursiones en las Guerras Mundiales. Pero cuando se ponen a especular (esté o no en el libro, no está presentado de forma creíble) la cosa se va de las manos, se convierte en un episodio regularcillo de Star Trek, con sus preguntas humanistas y sus decorados de cartón piedra, sólo que aún menos plausible. No es que esto tan inocentón sea malo, pero contrasta con la primera parte de la peli que se llevaba más o menos bien con la razón. Ha envejecido fatal en muchos sentidos y casi todos los efectos son malísimos (maquetas más cantosas que las del ático de Bitelchús), aunque los Morlocks y las aceleraciones que vemos están logradetes.

Sangre Fresca (1992): Otra a la que le tenía ganas. Y es de lo más disfrutable. No es que Landis haya hecho un nuevo "Hombre lobo en Londres", pero es lo más cerca que ha estado de repetir la hazaña. Aquí el problema es que la vampira principal es tirando a poco interesante (el personaje, no la actriz que es adorable), y la cosa sólo empieza a funcionar de verdad cuando el vampirismo empieza a extenderse. La tía es una criatura que se alimenta de criminales para no levantar sospechas, y se va metiendo en líos con la mafia italiana. Lo más destacado es que Landis va mezclando géneros con mucha naturalidad: un poco de terror, mucha comedia negra, thriller, cine de gángsters, sexo... Aunque es muy irregular, por momentos hay destellos que indican quién fue este hombre, como la resurrección en la morgue del capo (puro "Re-animator"). Robert Loggia hace el papel de su vida como il padrino vampírico, el mito está tratado más o menos de forma original, y todo tiene un aire casposete de producción directa a vídeo que le da encanto. Como siempre en Landis, hay muchos cameos; yo vi a Savini, Raimi, Frank Oz y Dario Argento.



Regreso Al Futuro (1985): Hacía unos añitos que no la veía, y sigue siendo de lo más entretenida. Zemeckis no deja de ser un Spielberg de segunda, pero sabe lo que se hace. Es una peli más blanda, más familiar de lo que recordaba, aunque en la segunda se resarció un poco y complicaba y oscurecía ligeramente el asunto. Las paradojas son divertidas, el mensaje moral es discutible(suponiendo que haya que verlo, en esa forma de aceptar la nueva línea temporal al final de la peli), y Crispin Glover es Dios. Hace un par de años estuve en una charla sobre publicidad subliminal, y comentaron esta película como ejemplo del poder de Pepsi. Decía aquel hombre que los colores azules y rojos eran imposiciones del patrocinador, y viéndola pensando esto la cosa asusta un poco, porque están demasiado presentes y demasiado bien colocados como para que sea casualidad. Otra cosa es que fuera una elección estética y no una venta de alma.

Lamberto Bava: No creo que nadie se haya tomado nunca en serio a este tipo. Hijo del, para mí, sobrevalorado Mario Bava (éste es otro tema...), sus mayores méritos fueron dirigir una chunga peli de necrofilia y las dos partes de "Demons", garrulismo italiano disfrutable con palomitas y autocontrol del vómito. Después se perdió en el mundo de los telefilms, como merecía, y hoy he vuelto a tener noticias suyas. Y es que ha dirigido tres películas de Barbie. No digo más, saquen sus propias conclusiones aquí.

1 comentario:

Borja dijo...

No se preocupe, de vez en cuando consultamos su blog para ver si hay novedades ;)
La de Sangre Fresca tendré que echarle un ojo, que pinta curiosa. Regreso al futuro es una de esas películas que aunque la tercera pueda parecer un poco puesta por seguir tirando del hilo, ya se había pensado como trilogía desde el primer momento y tiene un cuidadísimo detalle en cuanto a autoreferencias que hoy en día pocas o ninguna película pueden jactarse de igualar.
EKI | 09-08-2005 21:45:23

Vuelva, sí. Que lo hace muy bien.
J. P. Bango | 10-08-2005 00:09:42

Siempre he sentido curiosidad por la tal "Demons" porque tiene cierta aureola a peli de culto, pero últimamente he leído comentarios MUY negativos (el de Spaulding, por ejemplo) y ni por asomo me compraré el DVD que ha salido hace poco. Me da la sensación de que es ese tipo de cine que me irrita.
Agente Cooper | 10-08-2005 22:46:49

¡Pero si DEMONS es de lo más resultona!
La Ruina de la Familia | 12-08-2005 12:39:42