miércoles, 24 de enero de 2007

APOCALYPTO

Apocalypto (2006)
Dir.: Mel Gibson
USA



Recordad "La Celda". Allí, Jennifer López se veía obligada a entrar en la cabeza de un asesino demente, lo que era una excusa para enseñar varios desmadres visuales patrocinados por la MTV. Ver "Apocalypto" es como ser Jennifer López en "La Celda", es abrir con las dos manos el cuero cabelludo de un psicópata, meter primero un pie, luego el otro, y dejarse llevar por su corriente de fantasías. Eso y no otra cosa es exactamente "Apocalypto", un viaje a la mente de un perturbado. Uno que tiene la posibilidad de convertir en realidad sus delirios sadomasoquistas y sus alucinaciones mitológicas. Una persona cuerda no puede haber imaginado todo esto, no puede ser, me niego a creerlo. Pocas veces he mirado tan directamente a la locura; por ejemplo, en el "VALIS" de Philip K. Dick. Mel Gibson no le tiene miedo a nada, para él no hay límites, y si a eso se le suma un talento visual único, se convierte en un genial director de cine de género. De aventuras: alguien que tiene que pasar mil y un obstáculos, a cual más peligroso, para conseguir un objetivo. De acción: toda la parte final no deja de ser, a su manera, una variación virtuosa de "Depredador". Y, sobre todo, de cine de terror: eso y no otra cosa es lo que él hace, aunque sea apartado de todos los convencionalismos del género. Horror puro y primario es lo que transmite el viaje por su dañada conciencia. Cine de terror desnudo, de otra dimensión, es toda la parte en la ciudad, con sacrificios humanos y oportunas tretas de los dioses. Llegados a cierto punto, ¿acaso importa que sea una aberración histórica? Cine patológico, una película imposible.

9 comentarios:

Intramuros dijo...

Suscribo todo lo que dices. La sensación alienigena que produce esta película es muy dificil de conseguir. Y un logro todavía mayor es haber colado un film de estas características en las multisalas de centros comerciales de medio mundo.

Jendell dijo...

Bueno, algo más de ganas de verla me has dado. Que Mel Gibson está demente ya lo dejaron claro de forma magistral Parker y Stone.

"Domino" se deja ver, no me disgustó y no es necesario el castigo físico a sus fans. Pero pocas sensaciones más me provocó.

"Hiroshima, Mon Amour" me fascinó desde la primera vez como pocas veces lo han hecho.

Little Turtle dijo...

hummmm

me han entrado ganas de verla en el cine

espero que sea algo mas que un pasatiempo

Max Renn dijo...

Muy buen texto. Aborrezco La Pasión de Cristo, pero Apocalypto me parece una gran película. Gibson es un valiente y otorga a su cine una furia inmensa que transmite mucho poderío y pega donde más duele. Una película alucinante y alucinada. Un disfrute para los sentidos; una borrachera de emociones y pulsiones primarias; casi una catarsis.

La mejor peli, para mí, de Mad Mel.

Queco dijo...

Estoy de acuerdo, debo decir que la vi con un amigo muy fan de Predator y toda la parte final nos ibamos riendo de hasta qué punto coinciden ambas películas, lo que no es necesariamente malo.

Nayelli dijo...

Pues mientras sea vista como una película de entretenimiento esta bien, lo malo es si se toma como un referente histórico de la cultura Maya, que nada tiene que ver con lo que Mel Gibson proyecta, y también estoy de acuerdo, el señor está demente.

oktomanota dijo...

la vi no esta mal , tiene buenos paisajes ,

BUDOKAN dijo...

También adhiero a lo que escribes, Gibson es en algún punto un transgresor. Es cierto que tiene un gran talento visual, quizás lo único que le falte sea un poco de madurez a la hora de narrar, pero lo demás lo pone como un muy buen director. Muy bueno el blog!

Hellhammercito dijo...

Por fin y con retraso he logrado ver la última de mel Gibson y el veredicto es...

...que me pareció aburridísima, que no es pa tanto y en vez de "Apocalypto" se debería llamar "El indígena con más potra del mundo", porque el protagonista siempre se escapa de todas in extremis.

Gibson repite sus constantes como cineasta, y aunque me parece mejor que "La pasión de Cristo", o "Supercristo", como se debía haber llamado, todavía le queda mucho por mejorar a éste hombre.

Lo bueno es que ha conseguido llevar a las masas a ver una película subtitulada, a ver si se van rompiendo algunos tabús.

¡¡Saludos!!