sábado, 17 de junio de 2006

Minicríticas

Si hay alguna razón para que actualice tan poquito últimamente es sobre todo, aparte de por pereza, porque no sé para qué puede servir una crítica, para qué escribirla. Que para alguien que escribe sobre, bueno, arte, es como para cualquier ser humano preguntarse acerca del sentido de la vida. La duda me viene porque llevo algún tiempo leyendo sobre el tema y, pensando mucho sobre ello, he llegado a la conclusión de que, al menos tal y como yo lo quiero hacer, la crítica de cine tiene una doble utilidad. Primero, tratar de convencer o descubrir al espectador incrédulo o prejuicioso, o a cualquiera con curiosidad, de que tal peli merece la pena ser vista (o no), y bajo qué perspectiva puede ser apreciada. No hacerlo por creer que tengo razón en mi opinión, este no es un blog ególatra; sino porque creo que puedo ayudar a una peli a ser valorada como creo que merece. Y en el caso de mi blog en particular, principalmente textos sobre pelis de las que hay poca o ninguna información en castellano. La segunda utilidad de una crítica sería aportar nuevos puntos de vista para quien ya haya visto la película, hacer notar aspectos que se pueden haber pasado por alto o proponer otra forma de interpretarlos. Y eso es todo, por el bien del cine. Hay tantas obras a descubrir, redescubrir, reivindicar, o simplemente sobre las que decir algo...

Tengo muchísima necesidad de escribir, pero a menudo impone el tener que sentarse delante del ordenador a soltar las parrafadas que suelo soltar, y el cansancio del calor y la vida urbana no ayudan. Así que he decidido, para volver a tener un ritmo más constante de actualización y para saciar sedes cinéfagas (mías y de quien me lea), hacer textos más cortos. Intentando no perder la profundidad (o no) que tengan los textos más largos que suelo poner; y nunca está de más desarrollar la capacidad de síntesis, aunque se pueda interpretar como una concesión al medio (en parte lo es y es necesaria, internet se presta más a la información rápida). Para volver a actualizar la mayoría de días, las críticas serán más comprimidas, lo que significa un párrafo en lugar de cuatro, una foto en lugar de cinco, etc. Lo que no significa: la ausencia permanente de tochos rolleros ni, espero, mayor superficialidad. Puede que no sea la mejor opción y se pierdan ideas por el camino, pero ahora mismo es esto o nada. Y, por supuesto, si tiene que caer algún tocho, caerá.

2 comentarios:

Eki dijo...

A veces , cuando por a o por b se nos acumulan los posts que tenemos pendientes, da hasta pereza ponerse, pero si lo hacemos es porque nos gusta, y si la solución es hacer los comentarios más cortos para poder irlos sacando adelante, bienvenida sea.

Un saludo ;)

Max Renn dijo...

Hagas lo que hagas, algunos te seguiremos leyendo.
Lo que pasa es que sí es verdad que últimamente estabas actualizando poquísimo, así que adelante si crees que acortando puedes mantener un ritmo más alto de posteo.
A veces, menos es más.