miércoles, 5 de abril de 2006

De la música violenta y su falta de prestigio

Todas las disciplinas artísticas tienen su oveja negra en un periodo de tiempo determinado; a veces la historia juzga esos casos para ponerlos en el sitio que merecen, a veces no. En el caso del cine, sería por ejemplo el fantástico; en la literatura, la ciencia-ficción. Son géneros que, a pesar de contar con una apasionada (y argumentada) base de fans, no son tomados al mismo nivel que lo bueno por la crítica seria. En el caso de la música, hay un bache en el cerebro del crítico que le impide considerar a la música violenta como música de verdad. Pueden valorar la inmediatez de un buen estribillo pop; la energía de 2 minutos de punk-rock con garra; o, ya en el terreno de la adrenalina, la capacidad de hacer mover el esqueleto de la música de baile. Yo soy radicalmente ecléctico y puedo disfrutar cualquiera de estas cosas. Pienso que, del mismo modo que hay estados de ánimo variados por los que todos pasamos, ¿por qué negarse a un tipo determinado de música que puede venir bien en según qué momentos? ¿O por sí misma?


Me estoy refiriendo sobre todo al metal y aledaños; no soy un metalero, pero nunca he entendido qué es lo que hace que, por ejemplo, Belle&Sebastian (pop sencillo y muy efectivo, aunque poco original) esté a un nivel de prestigio diferente que Strapping Young Lad (metal histérico, agresivo y creativo). Nunca he entendido por qué los primeros merecen respeto crítico y los segundos indiferencia en el mejor de los casos, cuando ambos pueden tener logros artísticos parecidos en campos muy diferentes. Hay un canon de "lo que sí es" muy restringido y, esta es la clave frente a la que no caben argumentos, aleatorio. El problema es que se juzga todo desde un mismo prisma, sin tener en cuenta que las intenciones de unos y otros son opuestas pero igualmente válidas. Puede llenar lo mismo la melodía de "If you're feeling sinister" de Belle&Sebastian que el infierno sónico de "Oh my fucking God" de Strapping Young Lad. La primera es disfrutable en una tarde tranquila, tumbado en la cama con pocas preocupaciones; la segunda, tiene un impacto físico muy fuerte que genera un arrebato de agresividad interna y que dispara la adrenalina. Quizá la diferencia esté en que la música violenta es más inmediata, provoca emociones más intensas y fuertes que otros tipos de música, pero que puede que no permanezcan; o al menos así se podría entender desde el canon crítico establecido. También hay que tener en cuenta la superficialidad de gran parte de la crítica musical, y los grupos de música violenta, en general de dudoso gusto estético, no suelen preocuparse por sus pintas; y, si lo hacen, no es precisamente en el camino de lo cool. Excepto en los nuevos grupos de emo-metal/metal-hardcore, los músicos de metal parecen apestar y tener pipis en el pelo. Y eso hay quien no lo puede perdonar.


A veces es difícil defender la música violenta; sobre todo como herencia mal entendida del grunge, muchos grupos escriben letras hediondas y autocomplacientes sobre su depresión, su oscuridad, su basura interior. Lo que no tiene nada de malo en sí mismo, a no ser que tenga la misma profundidad lírica que el diario de un adolescente atormentado y con una cuarta parte de su autenticidad. Como es demasiado a menudo el caso. Pero, si no son demasiado vergonzosas, y además por suerte un vocalista violento no está tan preocupado por lo que dice sino por cómo lo dice y no se le entiende mucho, uno se puede saltar las letras porque el impacto viene directamente de las guitarras, de las baterías, de la voz al límite. En los últimos tiempos se están empezando a mover corrientes críticas que consideran la música violenta, por fin, música de verdad (estoy hablando siempre dentro de la música popular). Por ejemplo, en las listas anuales o históricas del muy moderno y pop RockDeLux se cuela de vez en cuando algún disco extremo (Converge, Today Is The Day, Unsane, Slayer...), aunque de momento sólo hablan de uno o dos grupos para hacerse los duros porque se lleva, y no porque realmente defiendan esa música. Pero es un comienzo. Y, aunque no tendría que necesitarse el reconocimiento crítico de algo para fijarse en ello o considerarlo seriamente, por desgracia sí es necesario para mucha gente. Y por eso, mientras no cambien las mentalidades seguidistas de "hagamos caso a éste que sabe", es importante que la música violenta sea puesta a la altura de otras, y así muchas personas que todavía no se atreven podrán descubrirla y disfrutarla sin complejos.

11 comentarios:

Diego dijo...

borja, te pido permiso para usar esta opinión tuya contra varios "indies"
me refiero a varios seguidistas de esos a los que te refieres

un saludo (o dos)

cuando tenga moral, haré un blog como el tuyo, en plan crítica larga sobre aspectos culturales.

Mari dijo...

Borja, soy Mari¡ Na, despedirme del fotolog y tal, que ya he visto que has dicho adios. A mi la verdad no creo que pase mucho tiempo hasta que pase lo mismo, sobre todo si me hago un blog de estos.

Ahora leo el texto :)

Y na que eso, que ya me haré un blog de estos, la verdad es que atrae mucho la idea, en el primer fotolog escribia bastantes textos pero fue cerrarmelo y la inspiracion se fue a Pekin...Te lo agrego a favoritos¡¡

J. Acedo dijo...

Por principios yo no sigo ningún crítico. Me pueden orientar pero no me fio ni un pelo de ellos. Según ellos, yo entraría dentro de la etíqueta (mierda de etiquetas)de "indie" o "popero". Pero no me cierro en eso. Lo mismo disfruto con la electrónica que con el jazz de Coltrane o la bossanova de Jobim. Así que paso de plumillas y "coolers".
Ahora bien, eso de música violenta...un consejito: por si no los conoces, busca cosas de THROBBING GRISTLE, EINSTÜRZENDE NEUBAUTEN o WHITENOISE. Sólo decirte...preparáte!!! jejejeje...

Carlos dijo...

Ey Borja, entonces vamos a tener que escribirte aquí, no? jaja La verdad es que los fotologs se quedan muy cortos al lado de estos blogs, pero bueno, están más hechos para mí, que soy muy perezoso para escribir jaja

Acerca de tu texto quería decir que yo siempre me pregunto lo mismo. Quiero decir, hoy en día parece que tenemos muy claro quienes fueron los grupos o músicos realmente imprescindibles e influyentes de décadas pasadas, como los 40s, 50s, 60s... y, curiosamente y en la mayoría de los casos, coincide con que fueran los que más éxitos tuvieron a nivel de ventas o de exposición en los medios (por lo menos en cuanto al blues, soul y rock, que es lo que solemos conocer). El caso es, qué música contemporánea nuestra será la recordada dentro de 30 años? Porque yo me niego a creer que vayan a valorar la música comercial al mismo nivel que la música independiente (sea pop empalagoso sea metal extremo, lo que sea), aunque quizás sea lo más probable. Por ejemplo, si ese tipo de consensos en cuanto a lo que fue bueno o no dentro de la música (o el arte, o lo que sea), fuera algo originado de modo democrático y espontáneo, podría acabar considerándose a Nirvana como el grupo de rock más importante/influyente de las 3 últimas décadas y, aunque a mi (y a todo el mundo debería) me encantan, es bien sabido que eso no puede ser así (es un tema que ha sido más que tratado en realidad, pero bueno, es un buen ejemplo para lo que quería explicar). No sé, a mi me encantaría que en un futuro se valorara la función que han desempeñado dentro de la evolución de la música todos esos grupos raros y casi desconocidos que nos gustan pero la verdad es que me cuesta de creer viendo tanto politono al 7446 y demás estupideces jajaja

Y paro ya que es tarde

carlos dijo...

bueno, y estoy pensando que el ejemplo de nirvana no es bueno ya que importantes e influyentes si lo fueron. Quería decir más bien vanguardistas, en el sentido de que no inventaron la pólvora, vamos, simplemente absorvieron todo el éxito que las demás bandas de su alrededor y anteriores a ellos no disfrutaron.

Borja dijo...

Diego: Yo creo que una vez algo es publicado, ya pasa a ser de todos...

Mr. Acedo: Los conozco y de hecho Einstürzende o Whitehouse (te referías a ellos?) están entre mis grupos favoritos. Einstürzende yo los metería más en música enferma xD

Carlos: Muy de acuerdo con tu tochaco xD, lo que pasa es que a lo mejor en los 60 muchos de los más comerciales eran también los mejores y a veces originales. Yo creo que en un futuro seguirá habiendo los grandes dinosaurios, que a lo mejor de ahora son U2, Pearl Jam... pero la otra música cada vez tiene más fans gracias a internet! y también gracias a internet cada vez hay más justicia histórica (por ejemplo con Gang of Four)

J. Acedo dijo...

ay perdona señor borja...que es que ando liado diseñando y tenia el chip cambiado. Si...es whitehouse...y ya puestos...vaggina dentatta o algo asi...que al vaggina lo vi en un programa especial de la serie de "la edad de oro" y todavia tengo pesadillas con el, jejeje...

J. Acedo dijo...

ay perdona señor borja...que es que ando liado diseñando y tenia el chip cambiado. Si...es whitehouse...y ya puestos...vaggina dentatta o algo asi...que al vaggina lo vi en un programa especial de la serie de "la edad de oro" y todavia tengo pesadillas con el, jejeje...

Claudio dijo...

Strapping young lad son sin duda el mejor grupo metal de la historia,soy un apasionado de ese estilo (y muchos otros,la buena musica es algo universal) y sin duda ellos son los dioses.Devin Townsend rocks!!!

Anónimo dijo...

mira no entiendo por k piensas eso de este tipo de musica lo cierto es k ni me conocees y aun asi kiero contarte mi caso soy alumna de una universidad y si bien me puse a prubea io estudiaba coin este tipo de musica y mi rendimeinto academico era estupendo llegue a formar parte del cuadro de honor pero aora pense en dejarla pk mis amigas dicen k esa musica no me afecta bueno pss la deje y si bien no e reprobado la verdad es k mi rendimeinto deja muxo k desear k piernsas eh

Anónimo dijo...

si deseas contactar conmigo aki te dejo mi correo

p3rv3rs4_4lm4_m4ldit4@hotmail

o rossybel_01@yahoo

cuidate