martes, 13 de diciembre de 2005

"Ordet" y las malas hierbas



Qué gran experiencia. Ayer tuve la suerte de ver "Ordet (La palabra)" en un cine. Me la conozco de memoria, y fue como si la volviera a ver por primera vez. No soy creyente, pero si vuelvo al camino del cordero de la fe alguna vez, estoy seguro de que será por culpa de Dreyer. Qué peli TAN perfecta, TAN intensa, TAN sincera. Una película grande en una pantalla grande es una cosa grande.

Aunque sea en uno de esos ciclos que hacen en mi ciudad (Alicante), que seguro que también hacen en otras, donde recuperan estrenos a los que nadie hizo puto caso, y te dejan descubrirlos por 2 euros. Y el "aunque" no es porque haya mala calidad de imagen o de servicio. Que a veces también. El "aunque" es porque estas sesiones son como encuentros en la tercera edad. Nada en contra de esto en sí; bastante mal lo tienen muchos de nuestros abuelitos como para encima criticarles por querer distraerse un rato por cuatro duros. Lo que pasa es que van por sistema, sin saber a qué se van a enfrentar. Y claro, hay ancianos progres, pero muchos otros no saben cómo reaccionar ante las barbaries del cine moderno y se dedican a ponerse de charreta con la comadre, o con los de las filas aledañas. Como si estuvieran dándose la paz en misa. Y a comer galletas. Y patatas. Jodidas bolsas de galletas y patatas. Dicho sea todo esto como una pataleta para demostrar que no sólo de odio al grupo de adolescentes vive el sufrido espectador de sala de cine. Que yo creo que los viejitos son hasta peores, sobre todo en salas de cine de autor; porque uno tiene recargo de conciencia criticándoles. También ha habido momentos entrañables, como cuando, en los últimos 15 minutos de "Audition", la sala se llenó de gritos y de "¡por favor!" y hasta se llevaron a una pobre mujer en brazos a punto de desmayarse. Ayer en concreto, viendo "Ordet", hubo abandonos constantes (no es una peli fácil), y en mi fila una señora no paraba de rascar algo con textura de lija que prefiero no saber lo que era. No importa. Dreyer nos redime a todos. La semana que viene, "Gertrud", no sé si iré porque es la única de este buen hombre que no me convence. Perfecta formalmente también, pero tanto como fría y vacía.

En el exilio he visto películas, claro. Algunas me han encantado (y os enlazo a algo que escribí, si hay):

Santo y Blue Demon contra los monstruos

Dans ma peau (muy mal rollo)



El luchador (Hard times)
El tiroteo (The shooting)
Un tipo genial (Local hero)
Trekkies
El mago de Oz (versión turca)
Lujuria para un vampiro (y la trilogía de la Karnstein en general)
Aflicción (la de Schrader)
Madame De... (la de Ophuls)
Hi, mom! (una acojonante peli de mi amado Brian DePalma, subversiva)
Los vikingos (de lo mejor en cine de aventuras)



Estrenos que SÍ:
Saraband (la emocionalmente devastadora nueva peli de Bergman)
El sabor de la sandía (años traumado por "Dong" odiando a este director, y ahora vuelvo a él y resulta que lo amo)
Stealth, la amenaza invisible
Extrañas coincidencias (I heart Huckabees)
Demonlover



Estrenos que NO:
La cosecha de hielo (un falso y lamentable intento de copiar a los Coen)
El secreto de los hermanos Grimm
Steamboy (laaaarga con dolor, ya vale de tanta traca, hombre)
Una historia de violencia (no por mala, que no lo es ni de coña; sino por impersonal y decepcionante)


Hale, ya teneis pa entreteneros.

1 comentario:

Borja dijo...

El desalojo de la anciana desmayada debió de ser como para grabarlo e incluirlo como extra en el DVD, juas, juas...
Andrés | 13-12-2005 16:20:23

En serio que Stealth sí??? Exijo post explicativo al respecto!!!! Que no la he visto, vamos, pero estoy deseando de que me convenzan!!!
Tones | 13-12-2005 17:23:18

"Stealth" sí y sí. Porque es como "Team America" en serio, lo que da miedo y a la vez risa de puro terror porque se lo creen. Es como un videojuego de MegaCD, de esos que iban muy rápidos y todo lo que tenías que hacer es darle "ahora a la izquierda", "ahora al A", sólo que en vez de pulsar botón se coge palomita.

Sale Jessica Biel hipermusculada en bikini, hay escenas gratuitas y videocliperas de turismo por Tailandia en plan Vigilantes de la playa Deluxe, los efectos son increíbles, va a toda tralla y te revienta los tímpanos, hay una superexplosión en Alaska a cámara lenta, hace apología del intervencionismo norteamericano, y el avión en cuanto se hace listo se baja todos los mp3s que existen en internet. Y sale Jessica Biel en bikini.
Borja | 14-12-2005 10:19:29