miércoles, 28 de diciembre de 2005

AL CAER LA NOCHE

The Dead Of Night (2004)
Dir.: Tom Duncan
USA


En el fondo, aunque llenen el mundo de basura, da gusto comprobar que todavía hay jetas que se montan una productora para sacar pasta engañando a los subgenerófilos que van a los videoclubs. Porque eso es lo que son los de Rojak Films, unos caraduras, de quien he podido ver esta infrapelícula. Por accidente, porque yo la que buscaba era la de "Dead of night" de 1945.



Os cuento el engendro y así os ahorro verlo. Un pirado está en un manicomio, encerrado en una celda con persianas que más bien parece el despacho del director. Se le va el perol y ahorca a un negro, y a otro le da pal pelo también. Mientras, en un instituto, unos adolescentes gañanes se hacen los gallitos delante de unas zorritas. El presupuesto es tan bajo que no tienen ni para maquillaje ni fotografía y salen todos con la cara rojo-guiri; y grabaron en el instituto cuando era la hora de comer y no había nada que les viera para echarles. Hacen un poco de bullying con unos pardillos, y deciden montarse una clásica fiesta en cementerio (donde se oculta el psicópata del principio) para reírse de ellos. Se van de botellón por la noche, y pasa todo lo que tiene que pasar. Que la más pendón se va al coche con uno y, en planos tan rápidos que no se distingue nada, se ven unas braguitas de encaje y hasta una teta. Le pagarían un poco más que al resto por enseñarla, pero tampoco demasiado porque no se le ve la cara, así que ese mes la actriz siguió debiendo el alquiler con un poco menos de honor personal, y dos padres menos que la rechazarán en la cena de Acción de Gracias por guarra.



Cogen a los pichones y los entierran en una tumba de unos 50 cm. de profundidad. Desde fuera se les ve asomar, pero cuando la cámara entra es un hoyo bien feo. El raccord es algo que se desconoce en este submundo, claro. Allí dejan a los nerds atados y entonces viene un monstruo. Resulta que en cuanto les da el susto de rigor salen por patas, lo que demuestra que no estaban atados y se dejaban humillar para integrarse. Un par de carreras por aquí y un par de carreras por allá. ¡Los han cogido! ¡Y a una chica con cara de rusa por correspondencia también! ¡Al fin llega el gore! ¿No? ¡No! Porque no tienen dinero para efectos especiales, así que lo solucionan todo con seis planos caóticos que lo mismo podría ser del productor comiendo langostas en elcatering. La misma secuencia se repite a lo largo de toda la peli cada vez que un demonio ataca. La misma, misma. Hay que recordar que son unos jetas. Y así siguen, y los atacados se vuelven un poco raritos, en plan "hemos sido sustituido por unas vainas pero no pasa nada". Es en estos momentos cuando los actores demuestran todo su potencial, su papada, y su cara de lerdos, y uno no puede dejar de preguntarse: ¿pero de dónde se han sacado a esta gente? Se meten los tres transformados en un miniaseo, y se escupen babas en la cara, para alimentarse. En teoría, porque en realidad no tienen dinero para mangueras y simplemente abren la boca y dejan caer el engrudo. Las gachas del cateringque no pudieron tragar.



Llega la noche y el grupo de triunfadores (desde luego no en la vida real) se queda encerrado en el instituto, perseguido por los demonios. Cada vez que cogen a uno, se tiene la tentación de darle al fast forward en la dichosa escenita del ataque del monstruo, que son unos 8 segundos inaguantables a estas alturas. Pasillo arriba, pasillo abajo, van cayendo todos. El psicópata les cuenta que los diablillos son muy malos y que huyan de ellos, y al final resulta que él también es uno de ellos. Mira tú que cosa. El triunfador con el que empatiza la audiencia (es un decir) oye algo. Y dice la frase por la que vale la pena toda esta inmundicia:
"-¿Qué ha sido eso?
-Un disparo. Un disparo... de arma".

Risas aquí. Luego consigue la recortada, que los del departamento de efectos especiales han conseguido que dispare metiéndole petardos en el cañón. Al final se ve a los demonios con un poco más de luz, y casi mejor que no, como uno se iba temiendo. Porque se confirma que son dos mendigos, a los que les metían una cámara lenta que dejara una estela para que pareciera que había mas. Y porque resulta que toda esa piel grimosa y grisácea no es más que un chándal del rastro cristiano pintado de plateado. Y que no son calvos, sino que se les ha tapado el pelo (aunque algo sobresale) con cintas deportivas estriadas, de nuevo teñidas de color plata. Digo yo que al menos podían haber cogido una textura lisa. Y nada, que llega el día (¡al fin...!) y los dos protas se escapan con la cara llena de sangre. Bueno, les han pintado un par de líneas rojas con un rotulador. Resulta que todos son malos y el productor se frota las manos pensando en que ha sido un genio dejando un final abierto para una segunda parte.



No perdáis el tiempo, de verdad. Hay muchas infrapelículas por ahí que son tan malas que son buenas; ésta es tan mala que es mala. Hay diferencias con las infraproductoras de los 80; que ahora las pelis les salen aún más baratas, que quieras que no siempre tienen cierto ritmo... y que casi no enseñan ni tetas ni tripas. El dueño de Rojak Films está contento, porque puede grabar unas 6 o 7 pelis al año por cero pavos. Ya no hay que pagar los rollos de película ni el montaje; te compras una cámara de vídeo digital, y a tirar. Y luego te la montas en el ordenador de casa. ¿Los actores? Hay un montón de patanes desesperados que casi pagarían por salir. ¿Extras? Para qué pagarles si puedes colarte en un instituto de verdad, grabar cuatro planos, y repetirlos. ¿El equipo? Los amigotes, que seguro que están dispuestos a hacer el idiota un rato a cambio de un par de cañas. ¿La música? No pierdas el tiempo, róbala de un videojuego de la primera Play del que nadie se acuerda. Y al final llega la parte clave del proceso: el diseño gráfico. Porque el éxito de estos engendros depende de una cosa. ¡La portada y la contraportada! Consigue convencer a un pobre infeliz de que tu peli de videoclub le va a dar más peli de videoclub que otras pelis de videoclub, y ya tienes todo hecho. Se la vendes a distribuidoras internacionales igualmente jetas, y a pasar las vacaciones a Cancún con la actriz más putón de tu última peli. Y cuando se acabe el dinero, vuelta a empezar. Es la magia del cine.

1 comentario:

Borja dijo...

realmente si que se ha perdido el encanto de tetas y sangre de los 70/80 :_
cazonik | 28-12-2005 16:04:07

La tagline tampoco tiene desperdicio: "Si te poseen estás muerto".

Me he reído un montón :)
Andrés | 28-12-2005 16:59:11

Impagable crítica. jajajaja... lo que me he reído!
Agente Cooper | 28-12-2005 17:30:05

sisi muxas risas, pero es ke yeva razon, la peli es mala mala mala, vamos, un mierdon!!

qe digo yo, menos mal que no ay gente tan aburrida en su casa para acer mas peliculas asi, MENOS MAL!!!

vaya pelicula de mieeeerda!!porke no se le puede llamar de otra forma, bueno si, vaya un COSA de mierda!!

saludos!
ruben_dela_ab | 23-07-2006 19:06:58

Es que estos directores ya no se esfuerzan...
Menuda mierda. De pésima calidad e imperdonable. ¿Quién me devuelve los 2 euros que le pagué a la niñata del videoclub, que seguramente se rió de mí en cuanto me dí la vuelta?
Que alguien critique esta película, que quiero vengarme por el mal rato que esta monstruosidad me hizo pasar.
Por cierto, quien haya escrito esto, tiene mi total apoyo (si es que hay que saber decir las cosas...)
Alberto Garmi | 26-12-2006 14:51:07

es la mejor peli que he visto en mi vida.Y los dientecillos de las personas detras de la careta son lo mejor.para ver esta peli en condiciones hay que fumarse un canutillo de maria.En condiciones normales no la veais.Voy a hacerle la competencia al director de cine y me voy a hacer una peli con mis colegas tomando cañas y fumando porros en carnaval
pepito | 02-04-2007 01:05:41

sin lugar a dudas la peor peli de la historia del cine...habría q hacer una peli snuff con todos los q han intervenido en dicha basura...os apuntais a torturarlos?
slayer213 | 19-07-2008 17:31:50