domingo, 3 de julio de 2005

DEAD END

Dead End (2003)
Dir.: Jean-Baptiste Andrea, Fabrice Canepa



¿Por qué no se ha explotado más el subgénero de terror de varias historias en una peli? Al estilo de "Creepshow", "Las tres caras del miedo", o la versión cinematográfica de "Twilight zone". Es un subgénero que da bastantes alegrías, porque es bastante probable que, de 3 o 4 relatos, al menos 1 no te parezca vomitivo. Y además es un buen formato para el cine de terror, que demasiado a menudo depende de argumentos muy escuetos alargadísimos. Y lo digo como fan fatal del género.

En una película de varias historias habría quedado estupendamente "Dead end", durando media hora, tres cuartos como mucho. Porque es una historia no por vista menos interesante: una familia se va de vacaciones y se encuentra con una misteriosa mujer en medio de la carretera, y se van sucediendo los fenómenos extraños, el principal de ellos que el viaje no parece terminar y la carretera continúa eternamente. No suena mal del todo, si fuera un capítulo de una serie de televisión tipo "Más allá del límite", ¿verdad? Bueno, el problema es que no lo es. Su escasa hora y veinte es monótona y estirada, si bien no termina de aburrir, porque está rodada con cierto sentido de la claustrofobia, no demasiado difícil de conseguir con una historia así.

El principal problema de la peli, aparte de que está hecha en un formato de duración equivocado, es que es total y completamente tonta. No es que no lo veamos casi siempre en el género, pero es algo a lo que uno no termina de acostumbrarse si no ve las pelis con los amigotes. Y la tontuna se deja ver en prácticamente todos los diálogos, en los personajes (¿por qué rayos siguen cogiendo a gente de 25 años para hacer personajes de 15? ¿no se dan cuenta de que canta muchísimo?), y sobre todo en un sentido del humor gañán. Porque el adolescente hormonado es digno de ser hostiado en más de una salida. El resto de los actores bien, como el perturbado de Ray Wise (me gustaría ver una buddy movie con él y Dennis Hopper) y la guapísima y no falta de talentoAlexandra Holden (famosa por sus personajes televisivos, en "Friends" y "Ally McBeal" que recuerde, y que está tirando por la borda sus posibilidades en el cine). El final es bastante previsible si uno está acostumbrado a estas cosas, aunque no deja de ser agradable.

Lo mejor: Cierta atmósfera agobiante, la oscuridad permanente, Alexandra Holden.

Lo peor: No tiene más de una neurona, y está inevitablemente alargada y falta de giros interesantes.

No hay comentarios: