sábado, 23 de julio de 2005

EL CORAZÓN DEL GUERRERO

El Corazón Del Guerrero (1999)
Dir.: Daniel Monzón
España




Aunque ahora estoy prácticamente retirado, desde los 8 años más o menos he sido rolero; esto hace que no pueda ser muy objetivo, porque ya de base me siento encariñado con el material. Si esta peli me hubiera pillado con 14 años, probablemente se hubiera convertido en mi favorita, aunque yo era más de Cthulhu que de espada y brujería. "El corazón del guerrero" es una conscientemente inocente declaración de amor por la fantasía, con una entretenida trama de dimensiones paralelas: un rolero adolescente se ve poseído por un guerrero de un mundo como el de sus partidas, que ha caído bajo una maldición. Ambas acciones se van alternando, casi siempre con interés y con inteligencia, mientras el guerrero va causando el caos con su anacronismo. La dirección de Daniel Monzón es puramente americana, lo que tiene que entenderse como un elogio. La única pega es un final muy mal resuelto y atropellado, que de todas formas puede interpretarse como "final abierto".

El mayor mérito de la peli es su ingenuidad, de la que uno debe de hacerse cómplice o no disfrutará. En esta delicia pajera, hay espacio para la crítica política de comic (muy aguda y divertida, en todo caso; genial la imagen del Parlamento con los diputados convertidos en una secta dominada por un rey brujo) además de una pequeña dosis de sexo (el desnudo de Neus Asensi, en la foto, es un claro homenaje a Luis Royo) que no puede faltar en una peli española. El rol, normalmente machacado sin piedad por los medios, está presentado con cariño, y los que estamos curtidos en el asunto podemos reconocer muchas cosas en la partida que se juega en un momento de la peli: el master flipao y cabrón, el excesivo protagonismo de un jugador que hace que los demás pierdan interés, el jugar en sitios raros, las conversaciones sobre las partidas en el transporte público que hacen que los pasajeros te miren mal... El momento más intenso de la peli es en una tirada de dados crucial para el prota, resuelta de forma genial mezclándola con la acción paralela del mundo de fantasía; para los profanos puede parecer ridículo enfatizar tanto una tontería así, pero los jugadores sabemos la expectación que puede causar una tirada.



Por otro lado, quizá los enemigos del rol puedan malinterpretar el "mensaje" de la peli. ¿Un chaval que juega y se lo cree y pierde la chaveta y pone en peligro a mucha gente? Pero en realidad es todo lo contrario: una apología de la necesidad de poner un poco de fantasía en la vida cotidiana para hacerla más divertida (o huir, no nos engañemos). Si alguien confunde la realidad y la ficción, precisamente son los críticos del rol y de una peli como ésta, del todo inocua, porque la ven como una amenaza real. Hablé un poco del cine que pondría a mis hipotéticos hijos/sobrinos/primos/niños secuestrados comentando "Veneno para las hadas"; "El corazón del guerrero" es un ejemplo perfecto de diversión, fantasía, inocencia, y todo en un entorno reconocible. Una peli que un chico de 10 o 12 años recordaría con gusto cuando se hiciera mayor.

4 comentarios:

Borja dijo...

Esta pelicula hace mucho mál al Rol, a pesar de sus intenciones... el mensaje de que los roleros son unos pirados peligrosos es facil de interpretar.
Y como peliculo tampoco me gusto mucho.
Hicks | 24-07-2005 18:13:19

!Por favor! más fotos de El corazón del guerrero.Neus Asensi está que se sale.Desde que ví esa película me enamoré de ella y me he convertido en un fan absoluto.Estoy seguro de que mucha gente lo agradecerá.
Juan Malpartida | 15-03-2006 09:50:51

Borja dijo...

Hay Hamlets que precisan de una Dinamarca para que su mensaje pueda pasar ligero por las cabezas de los que duermen felizmente viendose en medio de leyendas y traiciones en paises lejanos.

Pero es más necesario representar una forma de poder cómo la Monarquia, para que los desengañados vean como una de las más altas instituciones de la época puede convertirse en un nido de intrigas, algo que podría ocurrir hasta en la mismísima Inglaterra.

Al Corazón del Guerrero, un guión, y película de Daniel Monzón, le ocurre casí lo mismo, claro esta..., a su nivel.
Necesita cubrir su mensaje con un envoltorio atráctivo para que en su propio código, el
"joven consumidor" pero crítico, pueda comprender la apariencia en la que involuntariamente está inmerso, hacer más amable el descubrimiento de la verdad y al mismo tiempo no escandalizar demasiado a los que núnca se cuestionan el sistema, utilizando para ello sus mismas armas.

El desarrollo de la película fluctua entre dos realidades, una fantasiosa, que se encuentra en la cabeza de un adolescente, y otra "la real", de la que participamos todos y que construimos día a día con nuestros pequeños actos.

Este mundo fantástico es el de los Guerreros con Corazón, que no conocen valores más importantes que el amor, la amistad sincera, la justicia o la lucha contra toda forma de opresión.
Ni cualidades más bellas que la valentia, la humildad, la cercanía para con los más desfavorecidos, o la seguridad de saberse diferente a los demás y confiar en uno mismo. Derrotar al brujo y rescatar el corazón de lo hombres, por tanto, tiene que significar afirmar estos valores.

Del otro lado ésta la realidad, nuestra realidad, en la que la escala de valores es siempre ambigüa y en la que, los que optan por el dinero y el poder sin escrupulos para obtener la misma seguridad pero a mayor precio, suelen frecuentar la política y las multinacionales.

Sin olvidar a aquellos que, aunque sólo ven en las instituciones una herramienta para mejorar las cosas, en ocasiones se olvidan de que en la dialéctica del poder las buenas intenciones son constantemente puestas a prueba, y es muy fácil acabar traicionandose a uno mismo, y por ello a los demás.

Están también los que deseando una vida un poco más digna no les queda más remedio que empezar a jugar con las mismas trampas en el mismo tablero.
O el caso de quienes han sido tan perfectamente adiestrados para servir a los intereses del poder y el capital, que ya ni siquiera son capaces de entender una vída distinta.

Está pélicula nos cuenta el secreto que todos sabemos y que núnca viene mal recordar cada vez que caemos en las seductoras manos del capitalismo consumista, dejando de pensar por nosotros mismos.
Es éste un capitalismo que conoce muy bien el lenguaje de nuestros deseos, nuestros miedos e inseguridades. Lenguaje que utiliza para mantener los beneficios del pensamiento único.

No le importa vender a precio de Pepsicola nuestra propia pasión por la novedad o por cualquier forma de rebeldía, produciendola y controlandola para asegurarse siempre el mismo beneficio.

Como una serpiente con multitud de cabezas que habla un idioma para cada posible consumidor este capitalismo nos envuelve en la realidad de la aperiencia y la mentira, hipnotizandonos con nuestros propios valores y sentimientos. Finalmente los sustituye por sus propias reglas para asociar consumo a expresión y así cada vez que tratemos de hacerlo, convencernos de que realmente debe caminar siempre junto a nosotros. Pagaremos el precio que nos indique, aun cuando sea demasiado alto para lo que realmente nos ofrece.

Borja dijo...

Ante un pensamiento uniforme, será más facil elaborar un único discurso que garantice las ventas, y por eso cualquier rebeldía debe ser procesada e integrada en el discurso.
Cuando llega ese momento perdemos algo que erá libre. Nuestra facultad de imaginar un Mundo en el que sean otras las reglas del juego.

P.D.:Lo irónico de la película es que un grupo como Deviot promocionado en su momento por la multinacional Pepsi, aparezca formando parte de uno y otro discurso contrapuesto, haciendo más evidente su naturaleza de simple y vacia herramienta, que en la película resulta esencial para hacer más claro el mensaje.
rubo | 22-07-2006 07:26:40

Borja dijo...

ah esta peli la he visto, que sale Neus Asensi. Esta una de mis favoritas...
alguien | 23-05-2008 18:18:53